Debate en el Concejo: «Las putas estamos en emergencia habitacional»

Las trabajadoras sexuales van este martes al Palacio Vasallo para pedir que avance un proyecto que beneficiaría a 130 familias.

Ya en octubre de 2020 el Concejo Municipal reconoció a través de una declaración la crisis habitacional y las amenazas de desalojo de las que son víctimas las trabajadoras sexuales, quienes en muchos casos son el principal sostén del grupo familiar. «Las putas estamos en emergencia habitacional» es la consigna que lanzó a Ammar para convocar este martes al Palacio Vasallo, donde comenzará a debatirse en comisión el proyecto que ellas mismas presentaron a fines de julio y que prevé que Estado ponga en marcha un programa de atención que de respuesta a más de 130 familias en Rosario. La propuesta comenzará a ser evaluada en la Comisión de Feminismos y Disidencias, donde ellas estarán presentes para plantear las urgencias con voz propia.

Tras 17 meses de pandemia, la situación de las más de mil mujeres y diversidades que viven y sobreviven del trabajo sexual entró en una situación que afirman es de «emergencia». Durante los primeros meses, la imposibilidad de trabajar -estiman que la caída del nivel de trabajo superó el 70 por ciento- las empujó a reclamar lo más elemental, la comida, como lo hicieron muchos otros sectores de la población que recibieron ayuda alimentaria.

Con el paso de los meses, la crisis habitacional también se fue profundizando, ya que la imposibilidad de hacer frente a los alquileres, llevó a incluso a desalojos, un escenario que alcanzó a mujeres trabajadoras sexuales, pero que también llevó como reclamo a diferentes organismos estatales la población travesti trans.

Una propuesta para 130 familias

En ese escenario, la semana pasada, la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (Ammar), presentó a través de su secretaria adjunta, Gabriela Hemela, un proyecto en el Concejo donde buscan respuestas a esa emergencia.

La propuesta busca a través de la creación de un programa brindar asistencia a trabajadoras y trabajadores sexuales que se encuentren en situación de calle o en riesgo de estarlo, un escenario que estimaron afecta a unas 130 familias de Rosario.

Además de la ayuda concreta, el objetivo de la iniciativa es además promover y proteger los derechos humanos e quienes ejercen el trabajo sexual que además de no llegar a pagar el alquiler, señalan, se ven expuestas a la violencia en la vía pública y que vieron fuertemente disminuidos sus ingresos y su trabajo durante la pandemia.

«Las putas estamos en emergencia habitacional» es la consigna bajo la cual este martes se movilizarán hasta el Concejo, donde a primera hora de la tarde la Comisión de Feminismos y Disidencias abrirá el debate sobre el proyecto.

«La pandemia profundizó las consecuencias de la ausencia de respuesta del estado en nuestras condiciones de vida, lo que debe ser subsanado con políticas públicas puntuales, herramientas feministas y un enfoque Interseccional», señalaron desde el colectivo y recalcaron que ya en 2020, la Comisión de Derechos Humanos manifestó por unanimidad su preocupación por la extrema situación de vulnerabilidad social y alimentaria que viene padeciendo el sector y «lo que representa una violación a los derechos de las mujeres y nuestros hijes menores a cargo».

Compruebe también

Apuntan a Fisherton como próximo polo gastronómico.

Apuntan a Fisherton como próximo polo gastronómico.

El municipio quiere llevar oferta para satisfacer la demanda creada por un gran crecimiento demográfico …

Vecinos de Fisherton se manifestaron para pedir seguridad ante una ola de entraderas

Vecinos de Fisherton se manifestaron para pedir seguridad ante una ola de entraderas

Comerciantes junto a vecinos de la zona de Eva Perón al 8000, hartos de los …

Dejanos tu comentario